DESCUBRE El Poder de las Autoafirmaciones




En un seminario sobre el desarrollo de la autoestima, el doctor Alan Zimmerman, del Management Center de la ciudad de Miniápolis, en los Estados Unidos, realizó un experimento que dejó muy en claro el poder de las autoafirmaciones.




Le pidió a un joven del público que extendiera sus brazos hacia los lados, y los sostuviera en esa posición lo más rígido posibles, mientras él trataba de empujarlos hacia abajo.




Con cierta dificultad, logró moverlos algunos centímetros, buscaba tener una idea clara de la fuerza que este joven tenía en sus brazos.




Posteriormente, le pidió al joven que durante unos treinta segundos repitiera en voz alta una serie de afirmaciones negativas como: ¡Soy feo! ¡Soy un perdedor! ¡Soy un estúpido! ¡No sirvo para nada!, entre otras.




Inmediatamente después le pidió sostener nuevamente sus brazos extendidos y rígidos, y nuevamente comenzó a empujarlos hacia abajo. Lo sorprendente es que esta vez logró doblarle los brazos con una facilidad impresionante.

Todo lo que se necesitó fueron treinta segundos de programación negativa para afectar la autoestima de este joven al punto que perdió inclusive su fuerza física.



En este sentido, Napoleón Hill observaba que uno llega a creer cualquier cosa que se repita a sí mismo, así sea una afirmación verdadera o falsa. Si alguien repite una mentira una y otra vez, con el tiempo la aceptará como algo cierto.

Te sugiero las siguientes estrategias que contribuirán a redireccionar tu diálogo interno:



1. Examina algunas de las frases o expresiones que usualmente usas en tu dialogo interno. Escríbelas y léelas varias veces. Cuestiónate si contribuyen a construir una mejor autoestima o por el contrario te perjudican hasta el punto de debilitarte en tu mente y cuerpo.

2. Reflexiona en tu interior y descubre el motivo de usar estas afirmaciones pregúntate ¿Cómo se incorporaron en tu diálogo interno? ¿Quién las puso en tu mente? ¿Qué propició el que emociones y sentimientos se manifestaron en ti?




3. Pregúntate si estas afirmaciones son ciertas o tienen validez.

4. Elimina estas afirmaciones negativas de tu vocabulario y de tu mente. Toma la decisión firme de no mencionarlas, sin embargo si en alguna ocasión de manera inconsciente repites alguna de estas frases tóxicas, no te preocupes, corrígete e inmediatamente di una afirmación positiva con todo el corazón.




5. Escribe una lista de afirmaciones positivas que reafirmen tus cualidades y extraordinario potencial y visualiza las imágenes mentales que quieres que se materialicen en tu vida.




En conclusión, cambia las afirmaciones negativas que has usado hasta el momento, por afirmaciones positivas que crean en tu mente los resultados que deseas.

Formúlalas en tiempo presente, como si ya estuvieran ocurriendo. No olvides que tienes todo para triunfar. Descubre el poder que se esconde en tu subconsciente.

Rafael Flores

Abogado, Articulista en Temas de Gerencia , Liderazgo, Marketing , Emprendimiento y Coaching en Crecimiento Personal, Conferencista Motivacional Redes sociales: Email: [email protected] Twitter: @RafaelFlores6 Instagram: rafaelgre6 Facebook: rafael gregorio flores betancourt Fanpage Visión de Exito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *