Nuevas tendencias y Retos de la Economía para las Organizaciones




El personal ejecutivo que se encuentra al frente de una organización debe preguntarse ¿Cómo se están realizando los procesos?, ¿Cómo está ejecutando el personal sus funciones?, ¿Cómo se puede hacer mejor?.




Porque las organizaciones se han percatado de que lo que diferencia a una empresa de otra, es cómo se hacen las actividades y como se llevan a cabo los procesos.

A tales efectos se hace mención de las tendencias principales de la nueva economía y los retos que suponen para las organizaciones:


-Los procesos se están haciendo cada vez más complejos. La capacidad de las organizaciones de rediseñar y dotar de flexibilidad a sus procesos de soporte y de negocio será una fuerte competitividad con vistas al futuro.

-Los productos y los mercados están mutando de lo tangible a lo intangible. La nueva economía trae aparejada la digitalización, es decir, la separación de la función y la forma; se están rompiendo los canales habituales de comercialización y la relación entre las empresas y entre éstas y los clientes se van a transformar permanentemente.


-Los límites de las industrias están cambiando desde una conceptualización estática hacia una forma más dinámica. Es cada vez más difusa la relación entre los participantes en una industria, ya que vivimos la esquizofrenia de la competencia, donde un competidor puede ser simultáneamente cliente, proveedor, aliado, prescriptor, financiero, entre otros.

-Los clientes se están volviendo cada vez más exigentes y menos leales.


-Las opciones que brinda la nueva economía, el coste de cambio a proveedores alternativos, el establecimiento de estándares muy elevados de servicio por parte de los pioneros de la industria, el acceso de los consumidores a información casi perfecta están generando rupturas en las relaciones tradicionales con los clientes, por lo que la capacidad de las empresas de fidelizar a sus clientes se convierte en un capital básico para el desarrollo de su competitividad.

-La durabilidad de las ventajas competitivas se reduce sustancialmente.

-La habilidad de una organización para redefinir nuevas fuentes de competitividad es vital para el desarrollo armónico de la empresa y para potenciar su capacidad de generar beneficios futuros. Los tiempos y los espacios se reducen significativamente.

La habilidad para llegar más rápido y con menos intermediarios se convierte en un capital relacional fundamental para el desarrollo de la empresa.


-Es imprescindible trabajar en red. Los nuevos tiempos están fortaleciendo la necesidad de establecer mecanismos de gestión en los que la empresa se concentre en sus competencias esenciales (que estarán evolucionando permanentemente) y colabore de forma eficiente con una constelación de agentes

Por último uno de los principales retos de toda organización es lograr que su gente este alineada con la visión, misión y valores de la organización se considera oportuno mencionar un pensamiento de Albert Einstein, que indica.

“Se requieran nuevas formas de pensar para resolver los problemas creados por las viejas formas de pensar”.

Rafael Flores

Abogado, Articulista en Temas de Gerencia , Liderazgo, Marketing , Emprendimiento y Coaching en Crecimiento Personal, Conferencista Motivacional Redes sociales: Email: [email protected] Twitter: @RafaelFlores6 Instagram: rafaelgre6 Facebook: rafael gregorio flores betancourt Fanpage Visión de Exito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *